Podología

El estudio biomecánico (BMC) de la marcha o pisada consiste en el análisis de nuestra forma de pisar en posición dinámica y estática, y su posible influencia en otras estructuras como la rodilla, la cadera o la columna.

Realizando un correcto estudio de la marcha, podemos prevenir la aparición de lesiones musculares y osteoarticulares. Para ello, el paciente permanecerá de pie durante unos segundos, encima de una plataforma que está conectada a un ordenador. Dicha plataforma hará un escaneado y lectura del pie, y mandará la imagen a una pantalla de ordenador donde podrá ser estudiada por el especialista. Así, se conocerá también el reparto del peso del cuerpo en cada uno de los pies cuando se está en esa postura, evaluando a su vez los puntos de máxima presión en el pie, centros de gravedad, etc.

Además, se realizará un estudio de la huella plantar dinámica, al analizar el pie en movimiento, y obtener datos como presión máxima, desplazamiento del centro de presiones, rotaciones, etc.

Según la legislación vigente, el diagnóstico realizado mediante un estudio biomecánico de la marcha, debe de ser realizado por un profesional sanitario cualificado (principalmente podólogo).

Una vez realizado el estudio y analizando la actividad realizada por el paciente, se le entregará un informe y se valorará la necesidad de realizar un tratamiento mediante plantillas, ejercicios de potenciación, estiramientos, etc.

La Ortesiología consiste en la aplicación de silicona de diferentes consistencias, con el fin de obtener resultados correctores y/o protectores de las posibles patologías de los dedos y empeine, como podría ser los callos, interdigitales, etc…

La necesidad o no de Ortesis Plantares dependerá de cómo se comporten los pies dentro del calzado deportivo, de las compensaciones articulares y musculares, de la técnica de carrera etc…, siendo funcionales para rectificar la mala postura de los pies, demostrando en numerosos pacientes la mejoría al corregir rotaciones excesivas internoexternas y deformidades en valgo o varo.

En muchos casos, no necesitarás nada más que una orientación hacia la compra de una u otra zapatilla, según tu tipo de pie, peso y tus necesidades concretas.

La Onicomicosis es una infección superficial de las uñas, producida por un hongo que comienza a extenderse desde la unión entre uña y carne al resto de la uña. Los hongos en las uñas de pies y manos constituyen una de las infecciones más comunes en gran parte de la población mundial, y los tratamientos utilizados hasta ahora para su curación no garantizan ser la solución al problema.

El color de la uña se vuelve amarillo-marrón y su grosor aumenta, dificultando así su corte. También se suelen tornar agrietadas, débiles y quebradizas, dejan de crecer y a veces se caen ocasionando molestias y dolor en la zona, dificultando el uso de muchos calzados.

En Espacio Vallés Salud, utilizamos el Láser Fotona® (XPMax), clínicamente probado, seguro y efectivo, capaz de entregar pulsos en microsegundos hasta milisegundos con altas tasas, si se requiere, de repetición de pulsos y tamaños de spot, para el desbridamiento de las uñas infectadas frente a los tratamientos tradicionales (fármacos, soluciones tópicas, remedios caseros…) y sus efectos secundarios no deseados. Tratamientos de 10 minutos por sesión, sin efectos secundarios, sin molestias y con recuperación inmediata a las actividades cotidianas.

Las causas pueden ser muy diversas desde el contacto directo con hongos, falta de higiene y humedad, hasta estrés y mala alimentación. Las precauciones que se pueden tomar con el fin de evitar que aparezca son, entre otras: llevar las uñas muy cortas para que no se acumulen bacterias, mantener una buena higiene, llevar siempre calcetines de algodón limpios y secos, calzado adecuado para no sudar en exceso y permitir respirar a los pies, no ducharse descalzo en lugares públicos, no compartir utensilios de uñas con otras personas, etc. El hecho de tener hongos en una uña de un pie aumenta la probabilidad de contagiar a las otras del mismo pie.

Nuestro servicio de Quiropodia te ofrece todos los cuidados que tus pies necesitan:

-Limpieza de callos, que se producen por el roce del calzado, por llevar el pie cerrado o incluso por una alteración de la pisada.

-Corte y pulido de uñas. Existen diferentes tipos de uñas, dependiendo del grosor y la forma, que varían con el tiempo. El tipo de calzado, la higiene o la actividad física hacen que evolucionen de una forma u otra, provocando cierto dolor; de ahí que una de las afecciones más demandadas sea el tratamiento de uñas encarnadas.

-Fresado de talones y durezas. Un buen repaso a las durezas derivadas de la pisada o de las posturas corporales incorrectas, ayudarán al paciente a solucionar cualquier problema podológico mayor.

-Hidratación y masaje relajante.

El pie diabético exige un cuidado y seguimiento especial. En nuestro Espacio Vallés, lo tratamos con la última tecnología, tanto éste como otros problemas que puedan afectar a sus pies.