Estética-Corporal

La Radiofrecuencia es un tratamiento que ofrece grandes resultados, pero existen diversos equipos y técnicas diferentes. En Espacio Vallés contamos con Indiba y RF Monopolar Bracco.

INDIBA

Empresa que desarrolló un sistema pionero para el tratamiento estético con una tecnología que emite una radiofrecuencia única llamada Proionic, que ofrece unos tratamientos faciales y corporales de regeneración profunda y reducción de grasa muy agradables y efectivos, proporcionando a la piel y al cuerpo una nueva vida.

INDIBA DEEP CARE está indicado para tratamientos pre-post cirugía, reafirmación de la piel, remodelación corporal y reducción de celulitis, así como para reafirmar los senos, reducir las estrías o tratar las bolsas y ojeras.

Por eso muchas celebrities admiten utilizar la radiofrecuencia Indiba antes de algún compromiso de gran importancia.

Indiba para los tratamientos corporales es recomendado en los siguientes casos:

Pre y post-cirugía:

-Drenaje de heridas.

-Mejora en la rapidez de recuperación.

Remodelación corporal:

-Reducción de abdomen, muslos y nalgas.

-Reafirmación de brazos.

-Contorno corporal post-parto.

Reducción de la celulitis:

-Movilización de la grasa localizada y reducción de nódulos grasos.

Se recomiendan varias sesiones en función del tratamiento y/o zona.

RADIOFRECUENCIA BRACCO

Radiofrecuencia Monopolar de uso estético no invasivo. Es un sistema de emisión energética con acoplamiento capacitivo de ondas electromagnéticas radio (RF); esta tecnología patentada, permite proporcionar calor volumétrico uniformemente distribuido, consiguiendo los siguientes efectos:

-Contracción inmediata del colágeno.

-Efecto biofísico en la celulitis localizada, reduciendo el tamaño de los adipocitos grasos, ayudando a mejorar y tonificar la piel en las zonas tratadas, devolviendo la tersura, claridad y rejuvenecimiento de la piel.

-Control volumétrico de los tejidos calentados.

-Control dérmico de la temperatura en tiempo real para evitar lesiones profundas y garantizar la reproducibilidad de los tratamientos.

Durante el tratamiento, puede llegarse a sentir un calor pronunciado en ciertas áreas de la piel que está siendo tratada, pero esto dependerá principalmente de la sensibilidad de cada persona.

Pasadas de 3 a 4 semanas desde la primera sesión, durante las cuales la piel se renueva mediante la producción de colágeno, se aprecia un gran resultado.

El número de sesiones necesarias vendrá determinado por las características individuales de cada paciente.

La Cavitación produce la rotura de las membranas de las células grasas (lisis celular), debido a la gran presión que les trasmiten las nuevas microburbujas generadas por los ultrasonidos cavitacionales.
De esta manera se logra transformar la grasa, de un estado sólido, a una nueva sustancia semi-líquida, que ya no es reconocida como molécula grasa sino como una sustancia que debe ser desechada a través del sistema linfático, orina y ejercicio.

Es un tratamiento relajante, que no produce dolor alguno, notándose los resultados a partir de la tercera sesión, consiguiendo un resultado óptimo a partir de la octava sesión y recomendando un mínimo de 10 sesiones (aunque todo dependerá de cada caso en particular, siendo los especialistas los que recomendarán las sesiones necesarias para obtener exitosos resultados).

Las sesiones, podemos realizarlas de uno a dos días por semana, con una duración de 30 minutos de Cavitación por zona y 30 minutos de Presoterapia posterior, ya que tras realizar la sesión debemos realizar un drenaje linfático que ayudará a eliminar y evacuar la grasa líquida generada por la cavitación.

El tratamiento con Vela Smooth está basado en la tecnología ELOS (corriente eléctrica bipolar conducida con energía óptica), que combina radiofrecuencia bipolar, infrarrojos, vacío y masaje, siendo éstas las características que hacen que sea tan eficaz reafirmando la piel, reduciendo la celulitis, deshaciendo los nódulos de grasa y mejorando la textura cutánea.

Esta técnica logra llegar tanto a los tejidos más profundos como a la superficie, y de forma segura y efectiva deshace la grasa mejorando las fibras de colágeno y elastina.

Es muy recomendable para reafirmar y reducir volumen de forma localizada, sobre todo en zonas donde la grasa es consistente y dura, consiguiendo reducir el volumen de una manera muy eficaz.

Desde la primera sesión, ya se empiezan a notar ciertas mejorías en la zona a tratar, aunque son necesarias mínimo 6 sesiones para empezar a explotar todo su potencial, e, incluso, en dos meses se puede perder hasta una talla. Se puede aplicar en casi todo el cuerpo, siendo un sistema seguro y eficaz para todo tipo de piel, no existiendo riesgos ni complicaciones conocidos a largo plazo.

Puesto que no se precisa de recuperación, la paciente que se someta a este tratamiento puede reanudar sus actividades rutinarias de forma inmediata.

La Presoterapia es un sistema de compresión controlada, que funciona con bombas de inflar. Éstas se centran en mover el flujo venoso y linfático, a partir de los tobillos y al pasar a los muslos.

Diseñada para aumentar la circulación sanguínea y el flujo linfático, la Presoterapia mejora el aclaramiento del líquido extracelular, reduce la hinchazón, inflamación y los edemas, alivia la fatiga de las piernas y mejora el flujo de oxígeno a través de todo el cuerpo.

Además de ser utilizada con fines cosméticos para suavizar la textura de la piel mejorando la celulitis, también puede ser implementada como una opción para ciertas afecciones médicas que causan mala circulación sanguínea, como la hipertensión o la diabetes, tratando de promover un mejor flujo sanguíneo. El flujo sanguíneo adecuado puede ayudar a aliviar el entumecimiento o dolor en las extremidades previniendo la decoloración de la piel.

La Presoterapia, a su vez, viene muy bien a personas con problemas como el cansancio y la pesadez de extremidades, así como a las personas que sufren de varices, que también entrarían en la lista de candidatos a beneficiarse de este tratamiento.